Noticias

Si querés reclamar, primero tenes que denunciar

Un cliente de un banco perdió la chequera, pero no hizo la denuncia en término. Le adulteraron el contenido de un cheque y lo fueron a cobrar al banco. La Sala 1º de Rosario consideró que había culpa concurrente: del cliente de no haber hecho la denuncia, y del banco de no haberse dado cuenta de la firma adulterada.

Un cliente de una entidad bancaria demandó a ésta por los daños y perjuicios provocados por el pago de un cheque adulterado, el cual provenía de una chequera sustraída.

El cheque cobrado tenía la firma adulterada pero había pasado airosamente el control que realizó el banco. Empero, no se había cobrado por falta de fondos en la cuenta, con lo que el cliente fue informado a la “Central de cheques rechazados”.

El actor demandó a la entidad por los daños que le provocó haber sido denunciado a la “Central de cheques rechazados”, cuando en realidad debía haberse rechazado el cheque porque era evidente la adulteración del mismo.

La Sala 1º de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de la ciudad de Rosario consideró (Acuerdo nro. 253/09) que había culpa concurrente en los hechos ocurridos, por una parte había culpa del cliente al no haber hecho la denuncia en forma oportuna a la entidad bancaria, y por otro lado había culpa del banco al no haber advertido la evidente falsificación de la firma.

 

 

 

Compartir la nota:

Comentarios

Otras notas recientes: