Noticias

Lo que el tiempo se llevó

Un fallo rosarino determinó, de oficio, la prescripción de un crédito.

En Dr. Marcelo Ramón Bergia emitió un fallo sin dudas novedoso en materia concursal, sin antecedentes conocidos ni a nivel local ni nacional.

 

En una quiebra (Laratta, Adriana Olga s. quiebra, expte. nro. 807/06) el Nuevo Banco de Santa Fe Sociedad Anónima presentó su pedido de verificación tempestiva de su crédito.

El crédito provenía de una sentencia dictada en 1982 contra la fallida y que tramitó ante el Juzgado de Distrito en lo Civil y Comercial de la 13nominación de Rosario. Entre la sentencia que dio origen al crédito y la verificación había pasado más de 25 años.

 

Pese al plazo, ni el fallido, ni algún acreedor, ni el Sindico plantearon la prescripción del mismo.

 

El Juez decidió entonces declararla de oficio y, en consecuencia, no tener por verificado el crédito.

 

Se pueden resumir los razonamientos del Magistrado en los siguientes: 1) el art. 3964 CC (el cual prohíbe declarar de oficio la prescripción) no es aplicable en el proceso concursal, 2) en la etapa tempestiva de créditos el Juez cuenta con amplísimas facultades para suplir la inactividad del síndico, del deudor y de los acreedores tendientes a la comprobación del pasivo concursal en la etapa de verificación tempestiva, 3) la declaración oficiosa de la prescripción en defecto de solicitud expresa no es diferente de la procedencia de otras causales de rechazo de la verificación por causas que en un proceso privatista no serían procedentes sin planteo del interesado.

 

Por estos argumentos, resumidos por razones lógicas, el Magistrado consideró que es procedente la declaración de la prescripción liberatoria de la acción ejercida por un verificante tempestivo en forma oficiosa.

Compartir la nota:

Comentarios

Otras notas recientes: