Noticias

Sale con mediacion

La Sala IV de la Cám. Civ. y Com. de Rosario, determinó que las demandas fundadas en la Ley de Defensa del Consumidor, igual deben previamente realizar la mediación obligatoria.

 

Por ante el Juzg. de Dist. Civ. y Com. de la 12ª Nom. de Rosario se interpuso una demanda de daños y perjuicios fundada en la ley 24.240.

Mediante un decreto el Magistrado dispuso que previo a la tramitación del juicio, se aplicara el procedimiento de mediación obligatoria previsto en la ley 13151.

La actora interpuso recurso de revocatoria con apelación en subsidio, argumentando que la ley cuya aplicación reclamaba es la ley de defensa del consumidor (LDC), ley que se define en el art. 65 como de orden público. A su vez la ley 13151 dispone en el art. 4 que no están comprendidos en ella esas cuestiones.

El señor juez a-quo por resolución, entendió que no obstante la calificación legal, no todo lo que se reclama conforme a la LDC es indisponible, por lo cual, y atendiendo también motivos de economía procesal, debe recurrirse previamente a la mediación.

Mediante la sentencia Nº78 del 2014, la Sala IV de la Cámara Civil y Comercial de Rosario, por unanimidad resolvió rechazar el recurso de apelación interpuesto. Para así resolver, la Cámara entre otras cosas expresó:

"No toda pretensión que se esgrima con fundamento en la LDC, ha de ser considerada comprendida en el orden público de la ley."

"No se necesita que en una situación, se encuentre comprometida la subsistencia de la sociedad para colocarla bajo el paraguas del orden público. Basta que el Estado quiera imponer una determinada política económica y social para que recurra a esta institución del orden público, con la consiguiente limitación a la libertad individual que en lo contractual se expresa bajo la fórmula de la autonomía de la voluntad (art. 1197 Código Civil)."

"La LDC, se ubica entre las leyes de orden público, de un orden público al que se ha calificado de protección, pues lo que se busca es favorecer al consumidor que se presume en inferioridad de condiciones con relación al proveedor, y como tal se impone a cualquier pacto previo que pretenda apartarse de sus principios y soluciones, dado el carácter imperativo de sus normas y la irrenunciabilidad ex ante de los derechos que reconoce. Pero ex post, una vez adquirido el derecho, en este caso el derecho a reclamar la indemnización, siendo de contenido patrimonial y en atención interés individual, ninguna norma de la LDC hace indisponible ese derecho, ni impide su renuncia ni tampoco la transacción sobre esas cuestiones, con la renuncia implícita en las concesiones recíprocas que dan contenido al pacto."

"Que ya haya habido tratativas entre las mismas partes, no resulta definitivo para descartar la posible solución acordada y querida por la ley 13151, cuando actúe el mediador entrenado al respecto y estando las partes ante un escenario distinto."

 

Si la noticia te pareció interesante/útil hacé click en los banners de propaganda de la página para contribuir al funcionamiento de eljurista.net

 

 

Compartir la nota:

Comentarios

Otras notas recientes: