Noticias

No te creo…

Pisa fuerte en nuestros tribunales el criterio según el cual el juez, ante la existencia de testimonios absolutamente contradictorios, puede descartar por igual todas las declaraciones en cuestión.

Ocurre que muchas veces hay testimonios absolutamente contradictorios dentro de un proceso. Ocurre, también, que muchas veces dichas contradicciones versan sobre un hecho principal, de suma importancia para el proceso.

Muchos códigos procesales facultan al juez a carear a los testigos que se contradicen, pero en el fuero laboral se está arraigando otro criterio: el que el juez no analice los testimonios contradictorios.

 

Se llama a este criterio la “neutralización de testigos” y aunque tiene antecedentes también en el fuero civil y comercial, está pisando fuerte en sede laboral.

 

El año pasado, más de una docena de fallos de la Cámara de Apelación en lo Laboral de Rosario utilizaron este criterio (por ejemplo, de la Sala I pueden verse “Bonaldi” acuerdo 315/08, “Cabrera”, acuerdo 130/08 o “Memler”, acuerdo 203/08).

 

Este año la tendencia es la misma, y a modo de ejemplo puede leerse en el fallo “Ortiz” (acuerdo 37/09) según el cual lo que en doctrina se denomina “neutralización de testigos” se da cuando sobre un hecho central del litigio concurren declaraciones testimoniales frontales e irreductiblemente contradictorias pudiendo, en ciertos casos, “dispensar al magistrado de la pesada y poco seria tarea de adivinar quien miente y quien dice la verdad, descartando, por igual todas las declaraciones en cuestión”.

Compartir la nota:

Comentarios

Otras notas recientes: