Noticias

¿Qué pasó ayer?

Eljurista.net analiza las causas de los resultados de las elecciones del 6 de Diciembre en el Colegio de Abogados de Rosario.

 

 

 

 

 

Luego de las elecciones del pasado 6 de diciembre, el Directorio del Colegio de Abogados de Rosario será presidido por la Dra. Araceli Díaz, quien será la primera mujer en ocupar dicho cargo y la primera proveniente del nuevo espacio llamado Acción Forense.

La lista autodenominada “Cambio”, integrada entre otras por la mencionada agrupación y Abogados por el Cambio, destronó luego de cuatro mandatos a Defensa Profesional, quien con otras alianzas se presentó en una lista llamada “Unidad”, por una diferencia de votos importante.

 

¿Por qué ganó “Cambio” y perdió “Unidad”?

Toda victoria y toda derrota tienen varias causas, y cada una de ellas tiene una distinta incidencia. Trataremos en este humilde medio de analizar algunas de las causales:

 

I.-  La lista “Cambio” presidida por Acción Forense y sus aliados, hizo todo lo que tenía que hacer. Generaron buenas alianzas y sumaron, como dato no menor. al Dr. Gustavo Nadalini quien tiene una gran imagen y reconocimiento dentro del ámbito universitario. Este último punto creemos que fue uno de los determinantes a la hora de inclinar la balanza a favor de la lista ganadora. Eligieron dar con sus candidatos una imagen renovada, sumando a la palestra al ámbito universitario.

Además, siempre una lista nueva cuenta con el plus de no tener el desgaste y las críticas de toda gestión.

La lista oficialista, en cambio, mantuvo la unión con el Socialismo, y no solamente no generó nuevas alianzas sino que rompió con UDEA, tuvo conflictos internos en el armado de la lista; cuestiones que seguramente le restaron un interesante caudal de votos.

A pesar del desgaste que implicaba la candidatura por tercera vez consecutiva del Dr. Del Vecchio, no se sumaron nuevas caras a los puestos más importantes, decidiendo ir con las mismas personas de la gestión anterior, alternando solamente en la lista de vocales.

Apostaron a más de lo mismo, y no supieron percibir el descontento de gran cantidad de profesionales, así como tampoco captar indecisos o indiferentes.

 

II.- Defensa Profesional y sus aliados, concentraron su campaña casi exclusivamente en los medios tradicionales (Diario y televisión), sumando los clásicos mails de propaganda, Facebook y la página del Colegio (a veces utilizada directa o indirectamente para promocionar la lista oficialista). Desde el punto de vista mediático no supo mover a buen puerto el aparato y los recursos oficialistas.

La Lista “Cambio” no sólo usó las redes sociales, los diferentes portales web especializados de la ciudad y los mails, sino también realizó charlas y una presentación masiva en un bar céntrico de la ciudad.

Un aspecto a destacar para quienes suscriben: la Dra. Araceli Díaz fue una de las primeras en responder las preguntas que nuestro portalweb remitió a todos los candidatos, demostrando una amplia voluntad de debate y participación.

A diferencia del Dr. Del Vecchio que rehusó responderlas a pesar de nuestras reiteradas consultas, dejando pasar así la posibilidad de dar su versión sobre varios puntos conflictivos que la colegiatura le endilgaba a su gestión.

 

III.- El segundo mandato, a pesar de haber realizado algunas acciones positivas, careció de los éxitos del primero. El hecho de quitar los carteles del ANSES, cancelar la matrícula del Dr. Amelong, integrar un equipo de trabajo con la Municipalidad a favor de la lucha contra la inseguridad, exponer en Congresos organizados por el Gobierno Nacional sobre la democratización de la justicia, son todas acciones que pueden ser valorables, pero que no fueron acompañadas por otras medidas que deberían haber beneficiado más directamente al abogado.

No demostró el presidente la misma exposición mediática e intensidad, para cuestiones específicas del gremio tales como el descontento de un gran porcentaje del foro para con el sistema de mediación y el conflicto del fuero laboral suscitado en septiembre del 2011 con la resolución adoptada por ocho jueces que no tuvo solución y formando una mesa de diálogo a fines del 2013, es decir meses antes de las elecciones.

Quizás el Colegio de Abogados pecó de concentrar sus acciones en políticas de gran repercusión en los medios, pero casi escasa utilidad o beneficio directo para los colegiados y el ejercicio de la profesión. Todo lo contrario a lo ocurrido durante el primer mandato, donde hubo infinidad de acciones (oficina de mediación, informatización de las salas de audiencia, oficina bancaria en la Casa del Foro, etc.) que justificaron luego el holgado triunfo del 2011.

 

IV.- A grandes rasgos, la lista oficialista basó su campaña en destacar “lo hecho” y no apostó a promesas interesantes y concretas para el futuro. Para ello basta comprobar los videos de los candidatos, en donde pedían un voto de confianza para continuar con lo hecho, hablando muy genéricamente sobre la gestión del futuro.

 

V.-  A pesar del discurso de Del Vecchio de haber logrado un “Colegio de puertas abiertas”, muchos colegas, incluso gente del propio movimiento percibieron que esa cultura de subir al primer piso, y poder hablar con cualquier miembro que se encontraba, como sucedía en la época del Dr. Arturo Araujo, se fue perdiendo. Llegado el caso que para hablar con el Director – Prosecretario - Coordinador de Institutos - Responsable del Voluntariado había que pedir audiencia a su secretario, cosa que hicimos sin tener respuesta alguna.

 

En resumen:

La Lista “Cambio” gestionó muy bien sus puntos fuertes y aminoró las debilidades sumando para ello nuevas alianzas y participación. Sin embargo deberá cumplir en los hechos lo prometido y saber manejar los intereses divergentes y conflictos que a veces pueden surgir en un gobierno de coalición, así como solidificar su fuerza durante la gestión. Además, tendrá la responsabilidad de gestionar durante dos años muy importantes electoralmente en todos los niveles de gobierno (municipal, provincial y nacional), manteniendo la defensa de los intereses profesionales por sobre los políticos a pesar de los intentos de cooptación y acercamiento que siempre surgen en este tipo de períodos.

A su vez, con el ingreso del Dr. Nadalini al Directorio esperemos que se dé la tan ansiada vinculación fuerte entre el Colegio de Abogados y el ámbito universitario, para que la preocupación sobre la problemática de los jóvenes profesionales sea abordada en conjunto y coordinadamente antes que el joven abogado tenga su matrícula.

La Escuela de posgrado recientemente formada es un punto destacable a los fines de brindar formación de calidad y a bajo costo, cuestión que seguramente servirá para ver cómo se maneja la comisión entrante y de qué lado se ubica frente a los intereses de las Facultades que quizá no vean con muy buenos ojos esta iniciativa.

La Lista "Unidad", sobreestimó sus fuerzas perdiendo una oportunidad histórica para su movimiento. En cuanto a Defensa Profesional, seguramente hará puertas adentro una autocritica sobre su funcionamiento y manejo durante la última gestión. Sin dudas este gran y tradicional movimiento, que cuenta mujeres y hombres invaluables y de gran compromiso gremial sabrá sacar provecho de este traspié y saldrá fortalecido para dar batalla dentro de dos años.

En cuanto al Socialismo, veremos si puede capitalizar la experiencia de estos últimos cuatro años en la gestión gremial, y dentro de dos años presenta lista propia o si continúa con la alianza.

 

 

Compartir la nota:

Comentarios

Otras notas recientes: