Noticias

La Corte Suprema eximirá de pena a las mujeres violadas que abortan

El máximo tribunal ratificará un fallo de la Justicia chubutense. Podrán llevar a cabo la intervención sin necesidad de autorización judicial previa ni temor a sufrir una sanción penal posterior. Estarán excentos los profesionales que lleven a cabo la operación

La Corte Suprema de Justicia resolverá este martes que las mujeres violadas, sean normales o insanas, podrán practicarse un aborto sin necesidad de autorización judicial previa ni temor a sufrir una posterior sanción penal. También estará exento de castigo el médico que practique la intervención.

El recurso extraordinario "F149-4605" interpuesto ante el máximo tribunal cuenta con el amplio respaldo de la mayoría de los jueces de la Corte. Apunta a establecer pautas que deberán adoptar tanto jueces como médicos, quienes deberán priorizar los derechos de la mujer.

La Corte Suprema ratificará una sentencia de la Justicia de Chubut por el caso de una joven que cuando tenía 15 años fue violada por su padrastro y debió practicársele un aborto.

El fallo contendría lineamientos que alejarían los abortos legalmente autorizados del pensamiento de jueces y médicos que suelen actuar de acuerdo con sus convicciones morales o religiosas.

A principios de marzo de 2010, el Superior Tribunal de Justicia de Chubut avaló el pedido de una adolescente de 15 años de Comodoro Rivadavia, cuyo nombre no se reveló por cuestiones legales que la protegen, para interrumpir un embarazo producto de la violación perpetrada por su padrastro, según denunció en la Justicia.

El fallo revocó la sentencia de la Cámara de Apelaciones que había negado la autorización, a la vez que encuadró el caso como un aborto no punible contemplado en el inciso 2 del Código Penal.

De ese modo, confirmó que cualquier mujer, y no sólo aquellas con discapacidad mental, tienen el derecho a terminar con una gestación fruto de una violación.

El caso llegó a la Corte Suprema de la Nación mediante un recurso extraordinario, y fue analizado por la recientemente creada Secretaría de Derechos Humanos del máximo tribunal, a cargo de Cristian Abritas.

El fallo sería dictado por unanimidad -aunque con distintos fundamentos- y viene a poner fin a una histórica controversia jurídica originada en una confusa redacción del artículo 86 del Código Penal. Esta norma nunca dejó suficientemente en claro si la posibilidad de abortar alcanzaba a toda mujer violada, fuera demente o no, o sólo estaba autorizada para la mujer insana que fue abusada.

 

Fuente: www.iprofesional.com

 

 

Publicado el 13/03

1410 lecturas

Imprimir

Enviar a un Amigo

Ver todas las noticias

 

 

Comentarios

Encuesta

No hay encuestas abiertas

Últimos Videos

Ver todos