Doctrina

Corte Suprema de Justicia de la Nación: indemnizacion por despido por causa de embarazo no paga ganancias

Por la Dra. Candelaria Alegre

Un reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación hizo lugar al reclamo de una trabajadora en el cual solicitaba la repetición del impuesto a las ganancias que se le había retenido en virtud de su indemnización por despido por causa de embarazo.

En autos “De Lorenzo, Amelia Beatriz c/ DGI” el supremo tribunal entendió que la interpretación que debía hacerse del art.20 inc. I) de la Ley de Impuesto  las Ganancias debía ser no literal, sino atendiendo al fin de la misma y teniendo en cuenta su significación económica e intención del legislador. En virtud de ello el citado artículo establece en su letra que solo se exime del  impuesto a las indemnizaciones por antigüedad en los casos de despido y las que se reciban en forma de capital o renta por causa de muerte o incapacidad producida por accidentes o enfermedades. Sin embargo, con este novedoso fallo se ha unificado el criterio entendiendo que se debe tomar a las indemnizaciones por despido como un todo e incluir en las excepciones al gravamen el caso del despido por embarazo.

La Ley de Contrato de Trabajo establece que “Se presume, salvo prueba en contrario, que el despido de la mujer trabajadora obedece a razones de maternidad o embarazo cuando fuese dispuesto dentro del plazo de siete y medio meses anteriores o posteriores a la fecha del parto, siempre y cuando la mujer haya cumplido con su obligación de notificar y acreditar en forma el hecho del embarazo así como, en su caso, el del nacimiento”. Estas condiciones dan lugar al pago por parte del empleador del equivalente a un año de remuneraciones que se acumula con la  prevista en el art. 245 de la presente ley.

El Procurador General al igual que los diferentes votos de los miembros de la Cámara Nacional de Apelaciones en la Contencioso Administrativo Federal concluyeron que la finalidad de dicha indemnización por despido no es otra que “proveer un sustento del trabajador hasta tanto pueda obtener nuevos ingresos”. Sin embargo ellos se agrava por la situación de la mujer embarazada, la cual por su estado, no le será fácil conseguir un empleo rentable y  proveer de sustento tanto suyo como de su hijo. En este caso no existe una ganancia a la cual A.F.I.P. pueda gravar sino una indemnización por el perjuicio sufrido.

Compartir la nota:

Comentarios

Otras notas recientes: