Entrevistas

“Desde el punto de vista del contenido científico de las resoluciones, el servicio de Justicia mejora en forma permanente“

ElJurista.net entrevistó al Dr. Marcelo Bergia, titular del Juzgado de Primera Instancia de Distrito en lo Civil y Comercial de la Novena Nominación de Rosario y designado como el mejor Juez de su fuero en la encuesta realizada el año pasado.

 

En la encuesta que realizó ElJurista.net consultando a sus lectores por el mejor Juzgado de Primera Instancia de Distrito en lo Civil y Comercial, el Juzgado que usted es titular ganó por una enorme ventaja. Usted fue abogado mucho tiempo, ¿a qué atribuye que los abogados hayan votado en masa por su Juzgado?

- Estimo que el resultado se debe a la rapidez y la regularidad que hemos logrado en el despacho diario y al orden que hemos impuesto en el Juzgado, lo que para los litigantes tiene como resultado que en todo momento se puede saber donde está cada expediente.

 

En cuanto al funcionamiento interno del Juzgado ¿Qué cambios realizó cuando comenzó a ser su titular?

- Básicamente, limpiar, ordenar y organizar. Las medidas más importantes fueron, entre otras, las siguientes: a) Formamos un equipo de trabajo con personal comprometido con el objetivo final, que es la prestación del servicio de justicia. Cada integrante del equipo sabe lo que tiene que hacer, de quien depende, a quien tiene que consultarle cuando lo necesita y a quien reemplaza cuando hay ausencias. Además, todos tienen acceso directo al Juez para plantear sus inquietudes y propuestas, que son siempre escuchadas y evaluadas. A la vez, todos saben de la importancia de cumplir estrictamente con el trabajo que tienen asignado y la necesidad de compañerismo. En el grupo todos somos igualmente importantes, mas nadie insustituible. b) Hicimos que los empleados se entrenen en varias tareas diferentes, de modo de tener siempre 3 o más empleados que estén en condiciones de ocupar cada uno de los diferentes puestos. Con ello se garantiza que ante ausencia o licencia de cada uno de ellos siempre haya otro que pueda reemplazarlo con igual eficiencia. c) Definimos métodos internos de trabajo, para que el trabajo se haga de acuerdo a él y no de acuerdo a lo que le parezca o le guste a cada uno. A la vez, estos métodos son permanentemente evaluados y -de ser necesarios- corregidos. d) Fijamos metas de trabajo estrictas que -salvo excepciones, también definidas- no admiten desvíos, como por ejemplo despachar todos los expedientes en el mismo día que ingresan (salvo las declaraciones de rebeldía y los proveídos de prueba, que pueden ser despachados al día siguiente) y, en general, el cumplimiento de los demás plazos procesales.

 

Usted se presentó a concurso para integrar alguna de las dos salas con vacantes de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de Rosario. Por tal motivo le consultamos lo siguiente: Si partimos del presupuesto que solo el órgano legislativo puede dictar normas con contenido general y el órgano judicial sólo con carácter particular ¿Considera que los Tribunales Plenos y Plenarios, al dictar fallos vinculantes para los jueces de Primera Instancia, son inconstitucionales?

- Considero que no son inconstitucionales, puesto que no crean normas de fondo sino que esencialmente son criterios de interpretación. Estimo que son muy útiles porque generan mayor previsibilidad para los justiciables. Si soy designado camarista voy a promover plenarios en temas en los que hay posturas diferentes entre las Cámaras de Apelación de la Provincia.

 

Usted comenzó a ejercer la profesión hace varios años, ¿cree que la calidad de la justicia santafesina ha ido empeorando? En su caso, ¿por qué motivos considera que ocurre esto?

No creo que haya empeorado. Desde el punto de vista del contenido científico de las resoluciones, estimo que mejora en forma permanente. Desde el punto de vista de la eficiencia en la prestación del servicio, lamentablemente, no ha evolucionado al ritmo de la demanda. Las principales causas, según mi visión, son: el subdimensionamiento de la estructura del poder judicial, el retraso tecnológico y el retraso organizacional. La falta de estructura se nota esencialmente en la falta de Juzgados. En nuestra labor la tecnología es tan importante como en cualquier empresa de servicios. Si no nos modernizamos permanentemente nos quedamos retrasados en el tiempo. Respecto de esto, en los últimos años se notan avances muy importantes que demuestran la intención de dotar al Poder Judicial de herramientas tecnológicas adecuadas. Si bien aún estamos muy lejos de ello, debe destacarse que se está trabajando. Por ejemplo, se está probando un sistema de gestión de última generación y el Poder Judicial de Santa Fe es el organismo público que más certificados de firma digital ha solicitado. Eso es muy importante y debe ser destacado. Pero también debe tenerse en cuenta que aún falta la implementación de esos recursos. En cuanto al retraso organizacional se nota en la falta de definición y aplicación de metodología uniforme y eficiente de trabajo. Esta opinión se refiere exclusivamente el fuero en el que siempre he litigado y que actualmente integro (Civil y Comercial). No puedo opinar respecto de otros fueros.

 

En otra encuesta realizada por ElJurista.net, los lectores consultados dijeron que los fueros que peor funcionaban eran los Colegiados de Familia, y en segundo lugar los Colegiados de Responsabilidad Extracontractual. A pesar de esto, hace pocas semanas una ley creó un nuevo Colegiado para Rosario ¿Considera que es correcto seguir manteniendo los Tribunales Colegiados, o considera más conveniente volver a los unipersonales?

- No tengo conocimiento suficiente sobre el particular como para dar una opinión. 

 

Usted da clases en la Facultad de Derecho, ¿Cómo ve la enseñanza universitaria? ¿Cuáles cree que son sus déficits?

- El principal problema con que nos enfrentamos en la facultad es el número excesivo de alumnos. Del trato cotidiano con mis alumnos veo frecuentemente que muchos de ellos ven a la facultad como una alternativa a la falta de otras oportunidades, como por ejemplo conseguir un trabajo estable o iniciar una empresa. Incluso, muchos de ellos no tienen interés en recibirse y abandonan la carrera cuando se les presenta alguna oportunidad laboral interesante. Esta situación de falta de interés de algunos alumnos, en el marco de grupos extremadamente grandes, produce el decaimiento del nivel general. Naturalmente, los alumnos no son los responsables de esta situación, sino sus víctimas. Por lo demás, la facultad pública es un extraordinario ámbito de pensamiento, investigación y debate libre y abierto sobre los temas más diversos; en su seno se aceptan sin restricciones a todas las personas y todas las opiniones e ideas. Se le atribuye al primer decano de la Facultad de Derecho la siguiente expresión: “podré no estar de acuerdo con tus ideas, pero estoy dispuesto a dar la vida para que puedas expresarla”. Ese espíritu de aceptación irrestricta de las diferencias es una característica permanente de nuestra Facultad, que procuramos mantener y transmitir a las generaciones futuras.

 

¿Cuál fue la satisfacción más grande que tuvo siendo Juez?

- La satisfacción más grande se recibe cuando las partes se conforman con una sentencia de primera instancia, no la recurren y la cumplen. Eso demuestra que ambos litigantes entienden que la resolución es justa. 

 

¿Y su frustración más grande?

- No he sentido frustraciones. Cada fracaso o cada error cometido puede verse como una frustración o como el punto de partida para un proyecto superador. Por mi parte opto por esto último.

 

¿Hay algo sobre lo cual le gustaría explayarse y que no fue consultado en esta entrevista?

- No

 

Muchas gracias por su tiempo.

 

Compartir la nota:

Comentarios

Otras notas recientes: